lunes, 20 de octubre de 2008

Al encuentro de las Tres Marías. Diego Fisher

La vida de Juana de Ibarbourou contada en forma amena por Diego Fisher, al que se le siente el oficio de periodista más que de escritor. Muchos silencios en la historia. Muchas interrogantes sin respuestas en la vida de una mujer muy ambiciosa que supo transgredir las costumbres de su época pero terminar totalmente sometida a un hijo tarambana. Casi no parece la misma mujer. Algo en el relato no me convence, tal vez le falte profundidad al personaje.

domingo, 12 de octubre de 2008

Sin palabras


-->
-->
No encuentro las palabras
para decirte
te quiero
se arman huecos
de silencio
en mi boca
al mirarte

y me escondo en tu hombro
y busco en él los versos
que me faltan
-->

Me sumerjo en tu abrazo de espuma
y vuelo como cometa de alas
y ya no hay palabras
necesarias

y ya no hay huecos.


La hora de los niños

Era la hora de los niños. Como por arte de magia aparecieron sobre el tapete niños de pelo rojo y niños de pelo blanco, niños con trencitas y niños sin zapatos, niños gigantes y niños peludos. Todos bailaban al arrullo del inolvidable aroma del pastel de frambuesa, recién cubierto de nubes. La flauta de la abuela Pita esperaba en silencio la llegada de los cachorros para echarse a andar, en tanto el tambor de cuentas de mariposa resoplaba mientras el niño de ojos lila sacudía los pies. Sobre las tablas de aluminio del piso del cuarto, se desparramaban bolitas de caracol, autitos de filigrana y muñecas de charol. Todos participaban de la algarabía silenciosa del enjambre de infantes que danzaba. Así como llegaron en un estruendoso batir de alas de luciérnaga se perdieron en la noche de brisas mentoladas.


Publicado en Letras Libres: http://www.literaria.carel.us/