miércoles, 30 de junio de 2010

lunes, 28 de junio de 2010

Estar allí entonces. Gregory Randall


Gregory Randall nació en Estados Unidos pero pasó los años fundamentales de su formación en la Cuba de la utopía (1969-1983), donde concurrió a la escuela primaria, secundaria y universidad. En un relato de una gran honestidad cuenta sus vivencias en la isla, rescatando los recuerdos de infancia y juventud. Se superpone la historia de vida de una familia muy particular con el contexto del proceso revolucionario, en el que Randall no elude el debate ideológico.
Es una narración cautivadora que logra el tono preciso para contar la historia desde la mirada de un joven de aquellos años sin caer en la tentación del análisis del hombre maduro. El relato se acelera y pierde algo de fuerza cuando deja Cuba y se va a Francia, pero no decae el interés.
Su madre, la poeta Margaret Randall también escribió un libro sobre los años vividos allí que aún no ha sido publicado en español y que sería interesante leer para lograr un paso acompasado.
Gregory Randall vive en Uruguay con su familia desde 1994 y actualmente es profesor de la Universidad de la República.
Para una vida de novela, la novela de una vida.

sábado, 26 de junio de 2010

Ay! celeste regalame un sol



Un desborde rugió desde el pecho: ¡Uruguay nomaaaaá!, cuando se cumplieron los 93 minutos de partido que nos ponían en cuartos de finales 40 años después.
El pueblo entero en la calle con una sola bandera y un solo color.
El fútbol como reflejo de nosotros mismos. Los países de Europa eliminados o usando la calculadora para ver si pasan. América Latina que crece, se levanta y avanza, entre los mejores del mundo.
No soy futbolera pero tengo una alegría y un orgullo enorme de ser un pequeño país que siempre encuentra la forma de sorprendernos. (Ah! y la foto es de Alvaro)

En palabras de Galeano: Uruguay a cuartos

"El entusiasmo que se desata cada vez que la bala blanca sacude la red puede parecer misterio o locura, ...el gol, aunque sea un golecito, resulta siempre goool en la garganta de los relatores de radio, un do de pecho capaz de dejar a Caruso mudo para siempre, y la multitud delira y el estadio se olvida de que es de cemento y se desprende de la tierra y se va al aire." E. Galeano.

jueves, 17 de junio de 2010

La tarde que callaron las vuvuzelas

En el kilómetro 125 de la ruta 26, en la soledad más absoluta y bajo un chaparrón furioso me sorprendió el penal de Forlán. No se veían más que sombras entre las siluetas de mojones y árboles. Apenas sostuve el volante en el grito de gol. Un 2 a 0 que creció a 3 y devolvió la esperanza a un pueblo que saca más la bandera nacional cuando juega la celeste que en las fechas patrias.

sábado, 12 de junio de 2010

Empezó el mundial



Entre Waka Waka y los comentarios de los que ganan los partidos con el diario del lunes, comenzó la fiesta del fútbol mundial.
Leía noticias por internet y las distintas miradas sobre un mismo hecho son fascinantes.
Algunos ponderan la ceremonia corta y sobria, con mucha cultura local y poca tecnología, "porque esto es Africa". Otros nostalgian los Juegos Olímpicos de China o el Campeonato de Seul.
En EUA explicaban por TV porqué esto sí es un mundial, quiénes son las estrellas y cómo se juega. Una pasión que apenas involucra a la nación más poderosa del mundo.
Desde Francia decían que el ritmo lento de Uruguay los había atrapado y no les había permitido jugar y, en forma descriptiva, agregaban que somos el país más culto de Sudamérica ( y la cultura pesa, se ve).
Recibí mails con la velocidad alcanzada por los jugadores uruguayos y franceses (22.8 km/h para Forlán y 26,7 para Evra), termografías con las áreas por donde habían incursionado los ídolos de ambos equipos, videos waka waka, videos coca cola. Opiniones de "más no se podía pedir", fue un bodrio, la defensa fue buena. En fin, creo que va a ser difícil mantenerse indiferente, aunque ese era mi plan.

domingo, 6 de junio de 2010

La crecida.



Río azul


Caminata por el río. Río azul que refleja en cielo y se demora entre los árboles. Las huellas de autos en el pasto liberan el olor a las plantas sumergidas. Una garza se pasea entre el barro del agua en retirada.

jueves, 3 de junio de 2010

It's been a hard day's night

De vuelta en casa un día de frío que ya es noche. La casa se parece a un cascarón vacío. Sólo tengo la estufa a leña para calentar este páramo. Ya está el fuego chisporroteando y sonando en la chimenea. El aire aprisionado en burbujas entre las maderas estalla en astillas encendidas.
Me pregunté: ¿A dónde va la publicidad del Día de la Madre el lunes siguiente?

miércoles, 2 de junio de 2010

Miércoles

Hasta que no se escucha el crujir de la escarcha contra la ventana uno no recuerda lo duro que es el frío. Y hace planes desde ese olvido que luego cuestan concretar.
A mi me gusta el frío porque obliga a anidar y a mirar para adentro. Y pensar.