Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2014

Los juegos de la luna. http://www.laurentlaveder.com/

127. Montevideo recibió a Coetzee: las bibliotecas personales

Coetzee apareció con traje gris, peinado con prolijidad sobre el escenario. Como un mástil se paró detrás del atril y en un inglés fácilmente comprensible charló durante algo menos de una hora sobre las Biblioteca personales. El decía Bibliotecas Personales en español y en plural y Biblioteca Personale en español y en singular. Para mí, hasta ese día, las bibliotecas personales eran aquellas bibliotecas que pertenecen a una persona. Acá les presento la mía. Ha ido creciendo, a pesar de que a menudo es objeto de saqueo o de erosión invisible. Pero resulta que Biblioteca Personal es un concepto editorial, creado por Borges en la década del 70 cuando sacó una colección de literatura fantástica, compuesta por libros que él seleccionó y prologó. Así inauguraba el concepto de Biblioteca Personal. Años después, contó Coetzee, volvió con la idea de hacer una Biblioteca Personal de 100 volúmenes prologados por él, formada por aquellos libros de la literatura universal que lo habían marcado. No…

128. Montevideo recibió a Coetzee: los preparativos.

El lunes, el Premio Nobel de Literatura 2003, John Coetzee estuvo en Montevideo, de paso desde la Feria del Libro de Buenos Aires.  Por trabajo yo también estaba en Montevideo y decidí ir a escucharlo. El tema eran la Bibliotecas Personales. No sabía si iba a hablar de su biblioteca, de un concepto general o qué, pero yo quería escuchar a un Premio Nobel hablar de Literatura. Una hora antes de la convocatoria, y sólo porque había terminado temprano de trabajar, me fui al Solís. Primera sorpresa: un nutrida cola atravesaba el atrio y llegaba a la vereda. "Seguramente están comprando entradas para el teatro", pensé. Me acerqué y pregunté. Estaban allí por Coetzee. Me puse en la fila y la gente seguía llegando. Cada uno preguntaba: ¿Esta es la cola para el Premio Nobel?; ¿Esto es para Coetzee? Reinaba la incredulidad de que la Literatura fuera tan convocante. De hecho, la sala donde se preveía hacer la conferencia era chica (100 personas dijeron), así que empezaron a repartir …