Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2014

82. Regalos de Navidad

Hace poco vi en Facebook un video que mostraba que los niños que creían en Papá Noel o en los Reyes Magos pedían regalos exorbitantes: todo lo que veían en las vidireras o les ofrecían en la tele. Sin embargo, cuando les decían que le pidieran el regalo a sus padres rápidamente volvían sus demandas mucho menos materiales, y aunque las fueran, remitían a regalos más cercanos a lo posible. La otra noche escuché a una amiga contar que su hijo armó un berrinche porque la pistola de agua que le habían regalado no era exactamente la que quería. Por supuesto que el niño fue incapaz de apreciar los regalos de los abuelos y los tíos o de disfrutar los fuegos artificiales. Tampoco comió el helado y le amargó la fiesta a todos mientras pataleaba a los gritos al pie del arbolito. Los padres, mis amigos, avergonzados y culposos, decidieron esconder la famosa pistola arriba del ropero y lo dejaron llorando solo hasta que se calmó.  Más allá de la incapacidad del niño para manejar la frustración, ¿…

83. Lo que dijo Mario Sarabí sobre "La Urdimbre y la Trama".

Dentro de las tantas razones por las cuales soy hoy un artista, un escritor, está la de no ser un buen orador, o por lo menos la de no sentirme buen orador en los momentos donde siento particular interés de serlo. Cuando me han humillado, cuando he escuchado el absurdo y la grosería y he querido refutarla, cuando he deseado defenderme o defender, he descubierto que soy muy locuaz, extremadamente agudo y capaz de esgrimir una ironía punzante y envidiable para responder; solamente con un defecto: la respuesta, me nace uno o dos días después del momento en que me fue necesaria. Cuando quise hablar, sude, tartamudee y siempre, dije sólo las partes idiotas que mi cerebro iba procesando del suceso. Por eso, he preferido escribir estas palabras, aun sabiendo que no me gusta leer en casos como éste, porque siento que sería más honesto y espontaneo si fuera creando el pensamiento en la boca, al decir de los dadaístas. Pero como advertí, mi pensamiento y mi boca tienen un puente de comunicación…

84. Presentación de La Urdimbre y la Trama

Mucha gente en la urdimbre de este nuevo libro. Helena, Mónica y Graciela leyeron fragmentos, Oscar y sus compañeros del Grupo Tesis le pusieron música a la noche y Mario y Liliam comentaron el libro. Yo agradecida.

85. La urdimbre y la trama. Margarita Heinzen

86. El Museo Picasso. Málaga

"Desplazar. Poner los ojos en las piernas. Contradecir. Hacer un ojo de frente y otro de perfil. siempre hacen los dos ojos iguales. La naturaleza hace muchas cosas como yo pero las esconde". 
Pablo Picasso
Está pensado para que uno se meta en el espíritu del artista a través de su obra y pueda captar el sentido de los estallidos de color y el desarmado de las formas. Más que el cuadro en sí, importa la aproximación. Más que la pintura famosa, vale la comprensión. No el capricho de un ojo arriba y otro abajo o el frente y el perfil en el mismo plano, sino el descomponer la realidad en fragmentos con sentido en si mismos pero partes de un contexto que los fundamenta. De la pintura realista del gran dibujador a la descomposición abstracta del mundo. El museo facilita ese viaje a todo el público y logra que uno se sienta, por un rato, más pleno.

87. El sur de España y el universo moro

Ahora, cuando el Estado Islámico amenaza con recuperar el viejo imperio, la vuelta por el universo moro cuestiona la mirada que occidente nos ha impuesto sobre ellos. Desde Portugal a Granada, desde Galicia a Barcelona las señas árabes te guiñan desde muros, edificios y rostros. Las palabras que quedaron incluidas en nuestro idioma, la estética y los oficios que hasta hoy nos maravillan. El furor de los Reyes Católicos, su senda hacia el sur, su marcha estelada por esculturas y cuadros en cada ciudad, en cada pueblo. 1492, año clave en la historia del mundo: desde América a los moros, desde la única fé a los judíos, desde el libertinaje a la locura, de la razón a la pasión. Todo remite a Isabel y Fernando, su empeño y determinación. Ambos monarcas obtuvieron sus coronas en dudosas maniobras; ambos las elevaron hasta trascender. ¿Qué reyes han sido más señalados en España?