Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2016

39. El Gozo de Escribir

En la biblioteca de la Universidad de Salamanca, hace dos años ya, encontré un libro que se llamaba "El Gozo de Escribir" de Natalie Goldberg. Era un único ejemplar que debía leerse en sala. Del hojeo frente al estante pasé a leerlo en la mesa y a pedirlo cada día. Si hubiera sido por mí, lo terminaba en unas horas pero tuve que contenerme. Me organicé para leer sólo media hora por tarde porque corría el riesgo de ensimismarme y avanzar poco con el trabajo. Recorrí las librerías de la ciudad buscándolo, dispuesta a comprarlo y traerlo a casa pero no lo encontré. Es un libro inspirador. Desde el principio movilizó en mí  tanto aspectos de la técnica de escribir, como (y sobre todo) de la actitud que hay que tener frente a la escritura. Me enamoré del libro. No podía dejarlo y cada tarde, al llegar a la biblioteca, me preocupaba de pensar que alguien más lo hubiera pedido y rompiera mi rutina. No es un libro nuevo, Aquella edición era de 1994 así que deambulé por las librería…

40. Presentación de La descendencia de los malignos. Mario Sarabí

Esta es la cuarta novela de Mario Sarabí, un prolífico escritor sanducero que con esta nueva obra demuestra que su voz ya se hace reconocible entre los actuales exponentes de la literatura uruguaya. Sarabí encuentra aquí, definitivamente, “su voz” pero además, consolida su mundo narrativo, su universo situado en Barro Blanco, en Santa María y a orillas del Muerto. En particular es una novela compleja que no le facilita nada al lector, tanto por su lenguaje, por su estructura como por los recursos narrativos que utiliza. El lenguaje es exuberante, la prosa es verborrágica lo que cuestiona en parte la máxima de que en literatura “menos es más”. La calificación enumerativa a través de numerosos y complejos adjetivos son ya un rasgo de la literatura de Sarabí. Pareciera existir una defensa por la riqueza del idioma español, tantas veces bastardeado. La novela presenta una elaborada estructura que se despliega como una urdimbre de voces narrativas, ciudades e inclusos tipografías, elementos …

41. Decálogo de Elvira Navarro para escribir una novela sin trampas.(*)

A unos días de la publicación de su nueva novela en 2013, La trabajadora (PRH), una de las escritoras con más proyección de las letras desvela una de las claves de su éxito: la sinceridad. Navarro nació en Huelva en 1978, vive en Madrid. Es autora  de los libros La ciudad en invierno La ciudad feliz(XXV Premio Jaén de Novela). En 2010 fue incluida en la lista de los 22 mejores narradores en lengua española menores de 35 años de la revista Granta. Con la nueva publicación, Elvira Navarro mantiene su línea de trabajo sobre la tortura de un sistema inflexible con el recorte de las libertades del individuo. Una adelantada a estos tiempos.  Primera trampa: si quieres escribir una novela, ensaya primero con el cuento Muchos novelistas jamás han sido cuentistas (lo que a su vez desbarata otro tópico: que escribir cuentos es más fácil que escribir novelas). Además, el cuento y la novela son universos distintos, con lógicas a veces antagónicas. Meterlos en el mismo saco nos condena a que las…

42. La escopeta y la guitarra

La escopeta y la guitarra recostadas contra el muro. Alineadas. Como bastones. Como centinelas con distinto destino.  La escopeta con su ojo único, la guitarra con su boca única. Negras profundidades de donde surge el disparo de sonido. De donde surge el gemido de fuego. La escopeta y la guitarra alineadas contra el muro. Cabellera de cuerdas ofrece la guitarra voluptuosa. Rulo único como gatillo ofrece la escopeta.
La escopeta y la guitarra alineadas contra el muro. Como bastones esperan. Esperan en silencio quien las haga sonar.

43. Instrucciones para visitar el paisito

En este país el clima es imprevisible. No es raro que hagan treinta grados en julio o que refresque en pleno verano. Más aún, a veces se producen las cuatro estaciones el mismo día: hace calor, llueve, se levanta viento y luego hace frío. Durante los “veranillos” en invierno, la gente que salió abrigada por la mañana comienza a desesperarse con el transcurrir del día al ir aumentando la temperatura. Algunos prefieren sacarse la ropa de a poco sin perder la compostura y otros, por no perderla, llegan a caer desvanecidos como moscas sobre un tablero antes que descubrir la camiseta vieja que sólo usan debajo del pulóver. 
Es así que el clima es muy importante en la vida de todos y constituye el principal tema de conversación en las salas de espera, en las colas de pago o en el mercado. Diría más, en un país sin farándula artística y con escasa vocación para ocuparse de la vida ajena, los meteorólogos, junto con futbolistas y políticos, son los famosos que despiertan pasiones de amor o de …