Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2009

Lagos y los mundos superpuestos

Según Rem Kolhaas, el reconocido arquitecto, Lagos es el ejemplo de la ciudad del siglo XXI donde conviven la ciudad informal y la ciudad formal. Creo que es eso, pero también son muchos mundos superpuestos, de espaldas, solapados, a contramano. Conocí Ikeja cuando llegué porque ahí está el aeropuerto y la Guest House del IITA. Esto es en el continente y es el centro administrativo de Lagos, gigante urbanístico que hoy sigue siendo la capital del estado si bien cedió el status de capital del país a Abuja en 1991. Más ordenado que Ibadan, Ikeja comparte las características de lo que ya he visto de Nigeria: caos, basura por todos lados, tránsito feroz y una infraestructura vieja y a punto del colapso. En las luces del amanecer, cuando apenas llegaba y salimos rumbo a Ibadan, los viejos edificios y el color de la gente y su bullicio me hizo acordar un poco a Cuba. No en balde son sus ancestros.
Pero el miércoles fuimos a Lagos en plan de comprar alimentos y artesanías. Salimos a las 7:30 …

Hospitalidad etíope

Ayer fui a almorzar a la casa de la familia de Abebe Menkí que es un etíope que trabaja también aquí. Muy agradables y hospitalarios aunque bastante occidentalizados ya que actualmente viven en California.
Pero quería contarles de la comida. La mesa se presenta con una variedad de platos, cuya base es una especie de tortilla o panqueque, muy tierna, a la que llaman bread, aunque en etíope es Injera. La hacen con tef, un cereal local, de color gris, dicen que de sabor avinagrado, pero yo no me di cuenta, y es la base de todos los platos. Se sirven unos cuantos injera con un poquito de todo lo demás y luego se va arrancando un trozo con la mano derecha, se envuelve la comida y se come. Cada bocado es como un pequeño "burrito", así me explicó la señora. ¿Qué le poníamos adentro? Había un saltadito de verduras muy picante, una especie de estofado de pollo con huevo duro (luego me enteré que se llama Doro wat), una mezcla de la propia injera con otra salsa, una crema de garbanzos…

Cómo se cuenta un Cuento y Esa bendita manía de contar. García Márquez

Ambos libros recogen la experiencia del Taller de guión de Gabriel García Márquez en Cuba. García Márquez declara que lo único que ha querido hacer en su vida es “contar historias” y que ha descubierto que contarlas en forma colectiva, a través del trabajo del Taller le resulta divertidísimo y provechoso ya que las transcripciones de las discusiones con los talleristas le permiten seguir paso a paso el proceso creativo “con sus saltos repentinos o sus minúsculos avances y retrocesos” y reafirma que la tarea del taller es “contar historias” oficio que reivindica y cuya “estirpe es la única que no está condenada a cien años de soledad ni a sufrir la maldición de Babel”.
Ambos libros se presentan como conversaciones que son las transcripciones de las sesiones del taller en las que se intercambian experiencias, se muestran las dificultades que se tiene con una historia, las decisiones que hubo que tomar, es decir se arma y se desarman historias y en el ínterin se van desarrollando las regl…

Caminata matinal.

En mis caminatas matinales veo la cara doméstica del IITA. Luego que los cientos de empleados nativos que viven en Ibadan han entrado al trabajo, salgo yo a caminar. Se ve poco movimiento y poca gente. De a ratos me alcanza una camioneta llena de muchachos que van hacia las parcelas del campo experimental. A veces van cantando. Por el camino de abajo veo trabajadores entre el cultivo de yam entutorando plantas o carpiendo. Apenas se ven entre las cañas pero cantan y los oigo sobre un fondo monótono de grillos (u otros insectos más exóticos). Al menos cinco voces de pájaros trae la brisa, que es escasa pero ayuda a renovar el sudor que ya se pega. Me apuesto a mi misma a qué altura del camino empezaré a sudar y así calculo el calor que va a hacer en el día. Me cruza una moto de escape prepotente con un par de muchachos del PPS rumbo a alguna casa a arreglar enchufes o cerraduras. Dejo atrás el borde del campo experimental y subo por las calles entre casas y jardines. Huele a pasto cort…

Nigeria: Africa para los muy experimentados

Así define Lizzie William a este país en su guía de viaje y ¡yo empecé por aquí! Nigeria es el país más poblado de Africa (140 millones de habitantes) y Lagos, con una población estimada mayor a los 10 millones, está en la lista de mega ciudades de Naciones Unidas. Como el 6° productor de petróleo del mundo, Nigeria debería ser, por derecho, el gigante económico de África. Pero su población vive con menos de US$4 por día y ha tenido por siglos la reputación de ser uno de los lugares más caóticos y peligrosos del mundo.
Desde hace pocos años Abuja es su capital, ciudad que fue diseñada desde cero y por lo tanto, cuentan los que la conocen, es prolija, ordenada y moderna ¡ver para creer! Fue construida casi en el límite entre la zona musulmana y la zona cristiana del país las que han estado enfrentadas desde hace cientos de años y que según algunos son 2 países diferentes sólo unidos por voluntad de los ingleses.
Esta región de Lagos e Ibadan es la región de los yorubas, que es de donde p…

Cuentos que me apasionaron. 2. Selección de Ernesto Sabato

Segundo volumen de "Los Cuentos que me apasionaron" seleccionados por Ernesto Sábato. Cada libro es una clase de cuentos magistrales que se han escrito en diferentes momentos y lugares. De este segundo tomo elijo El ahogado más hermoso del mundo de García Márquez; La capital del mundo de Ernest Hemingway y La partida del tren de Clarice Lispector, pero sólo por elegir 3 porque son todos excelentes y si lo volviera a leer (cosa que seguramente haré) les sacaría más jugo y me apasionaría con alguno más. Además fue mi regalo para el Día de la Madre.

El lago

También hay un lago artificial de donde se saca el agua que se potabiliza y consumimos de unos 5 km de perímetro. En las dos semanas que llevo acá el lago ha cambiado de manera significativa con el comienzo de las lluvias: no sólo ha aumentado su caudal hasta el mareo sino que ha multiplicado la vida en sus orillas y en el agua y he visto bandadas de patos, teros, garzas, urracas y otros plumíferos no identificados, además de enormes peces que saltan en busca de algún insecto con menos suerte. Hay mariposas grandes y chicas, blancas y azules o rojas y negras, libélulas verdes o rojas iridiscentes, con alas transparentes o con alas con lunares negros, con antenas lisas o con pompones, hay hormigas aladas y sin alas, con escudo o de 2 centímetros de largo; hay escarabajos acorazados y mirápodos tan gruesos como un cabo de escoba. La variedad es inconmensurable para quien todos son simplemente “bichos”. Pienso que Manuel se daría una panzada con redes, frasquitos y alfileres. Es el paseo…

El Ai Ai Ti Ei

El IITA o Ai.Ai.Ti.Ei como hay que decir, (Instituto Internacional de Agricultura Tropical) fue fundado en 1967 como organismo del CGIAR (Consultive Group on International Agriculture) que es financiado, creo, por el Banco Mundial y el G8. De este grupo también dependen el IRRI en Filipinas, WARDA también en Africa, Icrisat en la India, CIMMYT en México y CIAT en Colombia.
El IITA acá tiene 1000 has, dicen que a 7 km de Ibadan, pero en realidad la ciudad ya la está cercando. Al ingreso una garita con guardias fuertemente armados y que te preguntan sobre intenciones y laptops te dan la pauta de que estás dejando atrás la locura de Oyo Road por la que se llega. La vista de la estación es hermosa, prolija y con abundante vegetación que aclimata el entorno. Se entra por una avenida cercada de palmeras altas y arbustos más bajos y redondos, que como Quijotes con su Sanchos bordean un campo de césped verde que sólo se interrumpe en los edificios.
La estación tiene escuela primaria, policlínic…

Vivir en el Trópico (I)

Mientras observo planchar la ropa a Anthony, el jardinero, que por alguna razón también plancha, hago algunas reflexiones sobre la experiencia de vivir en el trópico viniendo de tan templadas latitudes.
Vine a Nigeria en época de lluvias, así que se pone negro el cielo, se oscurecen los contornos y se larga un chaparrón. A diferencia de lo que ocurría en México donde se podía saber la hora a la que iba a llover, acá llueve en cualquier momento. A veces es sólo un chaparrón y pasa rápido. Otras veces se instala mansita y puede seguir lloviendo toda la noche. Pero ya aprendimos que de nada sirve suspender un plan porque es posible que en media hora esté espléndido. La ventaja de esta época es que hace menos calor, aunque igual es duro y salvando las primeras horas de la mañana y luego de la caída del sol, no es muy alentador andar a la intemperie. En el mejor de los casos tal vez te sofoques y sudes, en el peor tal vez te dé un pasmo. Pero adentro de las casas se está bien. Tanto que a u…

Visita a Ibadán

Nigeria te rompe la cabeza primero y luego el corazón. Ibadan es una ciudad como nunca tuve la capacidad de imaginar. Cientos de miles de personas transitan a pie, en moto, en auto o en camión por estrechas calles pavimentadas de baches. Verdaderas zanjas donde cualquier auto puede perder el eje y cualquier motociclista la vida. La gente se viste de forma tradicional con hermosísimos vestidos y tocados las mujeres y pijamas coloridos los hombres. Algunas, en vez del tocado almidonado se cubren a la usanza musulmana con los velos negros bajo 35° de sol ardiente. Muchos otros, sobre todo los hombres, también se visten como occidentales. Todos son jóvenes. Muchos llevan cortes en la cara: verticales debajo de los ojos en los pómulos u horizontales a ambos lados de la nariz, una o varias cortadas, como las de los tumberos en los brazos. Me dijeron que son ritos de iniciación, pero los llevan tanto muchachas como varones.
Pero la omnipresente es la mugre: montañas de basura se acumulan a lo…